Violencia Contra las Mujeres


La Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de género, la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres y, la Ley 4/2005 para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la CAPV señalan que el origen de la violencia contra las mujeres se encuentra en la situación de desigualdad de poder entre mujeres y hombres en la sociedad, pero sin olvidar, además, que el colectivo de mujeres no es homogéneo, sino diverso tanto en su composición como en sus problemáticas, que pueden ser origen de una aún mayor discriminación y vulnerabilidad: diversidad funcional o discapacidad, opción sexual, inmigración, etc. que producen la “doble o múltiple discriminación”.

Cuando hablamos de violencia contra las mujeres, nos estamos refiriendo a “cualquier acto violento por razón del sexo que resulta, o podría resultar, un daño físico, sexual o psicológico o el sufrimiento de la mujer, incluyendo las amenazas de realizar tales actos, coacción o la privación arbitraria de libertad, produciéndose éstos en la vida pública o privada”. (Art. 50 de la Ley 4/2005 y recomendación del Comité de Ministros del Consejo de Europa a los Estados miembros sobre la Protección de la violencia contra las mujeres aprobada el 30 de abril de 2002).

Por tanto, la violencia contra las mujeres es un fenómeno más amplio que los malos tratos y/o las agresiones sexuales, si bien, parte de nuestro trabajo va a estar centrado en este tipo de violencia contra las mujeres por ser las más extendidas y por tener consecuencias gravísimas en las mujeres que las sufren o las han sufrido.

De ahí que, el I Plan comarcal de Igualdad establezca que el trabajo a realizar tiene que desarrollarse a dos niveles, uno dirigido a mejorar la atención e intervención que se realiza con las mujeres víctimas de malos tratos y/o agredidas sexualmente (conocer la realidad de las mujeres maltratadas y/o agredidas sexualmente en la comarca, mejora de la coordinación entre los agentes que prestan atención a las mujeres víctimas; formación en violencia contra las mujeres de dichos agentes; poner en marcha recursos adecuados que mejoren la intervención que se realiza con las mujeres, etc.), y otra dirigida a prevenir la violencia contra las mujeres mediante la sensibilización de la ciudadanía (a qué llamamos violencia contra las mujeres; cómo identificarla; buscar contrarrestar cualquier justificación de dicha violencia, romper la pasividad de nuestro entorno, etc.).



Actuacion ante Muertes, Malostratos y Agresiones
Borrador Informe Violencia 2006-abril 2009
Curso Interculturalidad y Violencia de Género 2008
Diagnóstico Comarcal de Violencia contra las Mujeres 2009-2010